• Jesús López

Scleroderma domestica


La persona al otro lado del teléfono ya se encuentra en un estado de desesperación total. No encuentra explicación a las innumerables picaduras que recibe, por la noche y por el día, normalmente en el dormitorio, pero, a veces, también en el salón. El médico le pregunta si tiene animales en casa, porque pueden ser pulgas, o le comenta si ha revisado el colchón, porque quizás se trata de chinches.

Resulta difícil asociar la presencia de carcoma de los muebles a estas picaduras dolorosas, generalmente agrupadas producidas por unas avispillas de pequeño tamaño pertenecientes al género Scleroderma (Familia Bethylidae). Se trata de himenópteros que parasitan larvas de distintos coleópteros xilófagos, principalmente especies el género Anobium (carcoma de los muebles). La hembra de Scleroderma deposita sus huevos en el interior de las larvas de la carcoma y estos, una vez eclosionados, se alimentan de ellas. Por tanto, su existencia está ligada a la de la carcoma y suelen aparecer en viviendas con infestaciones altas de estos xilófagos.

Basta pues con tener un armario, un cabezal de la cama, un perchero o cualquier otro mueble, atacado por carcoma para que estos himenópteros aparezcan y, al entrar en contacto con la piel, bien porque se traslada de la madera a la ropa o a la ropa de cama, pican como mecanismo de defensa, tal y como haría cualquier himenóptero que se precie.

La especie más frecuente en nuestras latitudes, que no la única, es Scleroderma domestica. Se trata de una avispilla de no más de 4mm. de color marrón oscuro y con un marcado dimorfismo sexual, ya que las hembras son ápteras pero los machos poseen alas y un color metalizado. Normalmente, en una vivienda encontraremos hembras. Además, algunas especies pueden ser partenogenéticos.

No existe un control específico de esta avispa, si no que se basa en eliminar su fuente de alimento, es decir, la carcoma de la vivienda.

X. Jeremías, O. Escola & J. Pérez De-Gregorio. 2003. Scleroderma domestica Latreille 1809 (Hymenopetera, Bethylidae), un patógeno accidental no parásito para el hombre. Revista Sesión Conjunta de Entomología, ICHN-SCL, pp. 61-66.


12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo